viernes, 20 de enero de 2023

ORACIÓN A SAN FRANCISCO DE ASÍS PARA CASOS DIFÍCILES Y URGENTES



Glorioso san Francisco, ángel de paz y amor, 
dulce y milagroso benefactor de los que sufren 
de los que pasan calamidades y están muy necesitados, 
por favor, dirige tu compasiva mirada hacia mí 
y, por el poder que tienes en los Cielos donde moras, 
por los muchos favores difíciles, por los auxilios y milagros urgentes 
que, con piedad y generosidad, repartes a tus fieles devotos, 
clamo a ti y te suplico uses tu bondad y lleves mis peticiones 
ante la Divina Misericordia que todo lo puede y todo lo alcanza
y no ceses de orar e interceder por mí cuando estés en su Presencia. 

Por tu amor al Divino y Sagrado Corazón del buen Jesús, 
por tu sincera entrega a Dios Padre Eterno, 
a Dios Hijo, al Espíritu Santo y a la Santísima Virgen María, 
así como a todas las criaturas que pueblan la tierra, 
te ruego: acude en mi auxilio ahora que tanto te necesito. 


Oh santo lleno de perfecta caridad, de altruismo y generosidad,  
aclamado patriarca de los pobres, de los afligidos y carentes,
tú que en las Alturas eres grande a los ojos del Señor 
y eres eficaz auxilio nuestro cuando sufrimos y penamos, 
tú que eres quien nos da paz, tranquilidad y refugio,  
nos consuelas en los malos momentos y nos otorgas grandes beneficios
cuando esperanzados confiadamente te invocamos,  
por favor escucha las humildes suplicas que te presento hoy  
y hazlas llegar lo antes posible ante el trono del Altísimo. 

Santo poderoso, te pido ayuda con todo mi ser, con ilusión, 
para remediar mis muy urgentes problemas y necesidades, 
sé tú mi mensajero, habla con Dios, al que ves a diario, 
y ruégale se apiade de mí y me haga llegar sus favores,
dile que me llene de bendiciones, que me socorra y ayude
para que no me falte salud, dinero y trabajo,
ruégale que me alcance la dicha de tener amor correspondido
y que llene de paz, bienestar, armonía y prosperidad mi hogar,  
en especial ahora preciso que con tu poderosa mediación
pueda solucionar esto que ahora me aflige 
y que como sabes me es necesario para tener una vida dichosa: 

(di aquí el problema o necesidad que tanto te preocupa
y pide lo que deseas conseguir para solucionarla). 

Oh bienaventurado san Francisco de Asís, protector de todos, 
que por amar tanto y venerar con desmedido afán
la Santa Cruz donde murió nuestro Redentor, 
fuiste favorecido por Jesús con la impresión en tu propio cuerpo
de las Sagradas y Santísimas Llagas que Él padeció, 
no me niegues ni hoy ni nunca tu pronta y eficaz ayuda, 
haz te suplico que pueda salir de esta durísima situación.

San Francisco llamado "el pobrecito de Asís", 
varón apostólico, portento de la gracia, asombro del mundo, 
prodigio de santidad que eres el dulce consuelo de los afligidos,  
ten piedad de mí, alivia mis penas, calma mi desesperación  
y haz que alcance lo que con fe he pedido en esta oración, 
aleja lo malo de mi alrededor y haz que llegue a mí todo lo bueno 
para que pueda dejar atrás definitivamente lo que me angustia
y que hará que mi vida sea más fácil, más tranquila, 
más estable, más dichosa, prospera y venturosa.

Bondadoso y amable santo de alma humilde, 
tú que estás a nuestro lado y no cesas de obrar portentos 
en favor de los que confiadamente se acogen a tu patrocinio  
y solicitan con ardor tu asistencia y protección,
ayúdame también a conseguir del Padre Dios
el perdón de todas mis faltas, mis errores y pecados;
enséñame a tener más caridad con mis semejantes, 
a amar a todas las criaturas de la tierra como tú lo hiciste, 
y a practicar todos los días de mi vida, a ejemplo tuyo, 
la santa humildad, la paciencia, la bondad y la entrega,
para honrar con estas virtudes a Jesucristo, 
nuestro Divino Salvador que dio la vida por nosotros, 
a su Santísima Madre, la Inmaculada Virgen María, 
y a ti, mi seráfico padre, mi buen amigo, mi protector,   
a fin de merecer, llegado el momento, 
la dicha de vivir eternamente contigo y demás santos en el Cielo.

Santo padre san Francisco, imagen viva de Jesús, 
por los copiosos dones de gracia que recibiste de Dios,
ruega sin cesar por nosotros, no nos dejes solos en la tribulación, 
acompaña, cuida, protege, ampara, ayuda y bendice 
a los que en nuestros desalientos acudimos esperanzados a ti. 
Por Jesús, nuestro Salvador, amigo, hermano y Señor, así sea. +

Reza con gran fervor 5 Padrenuestros, 5 Avemarías y 5 Glorias, hazlo detenidamente, sin prisas, y en honor de las cinco Santísimas Llagas de nuestro amado Señor Jesucristo, llagas que san Francisco de Asís también tuvo impresas en su propio cuerpo. Este santo paso por este mundo haciendo el bien y dando amor y, ahora desde los Cielos, sigue beneficiando a los que le llaman en su desesperación, sigue dando su amor y ayuda, aún en los casos más difíciles. 
Tienes que hacer la oración junto a los rezos que se indican durante cinco días seguidos, si tu petición es muy desesperada puedes repetir todo nueve días, como si fuera una novena, pero lo más importante es que lo hagas con mucha fe y pensando que san Francisco de Asís como intercesor es muy milagroso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

ORACIÓN DE LA NOCHE PARA PEDIR PROTECCIÓN, FORTALEZA, BENDICIONES Y AYUDA

En completa paz me acuesto y me duermo,  porque tú, Señor, me haces vivir tranquilo.  (Salmo 4:8).  Yo me acuesto, y ...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner