martes, 26 de noviembre de 2013

ORACION A SAN BRUNO CONTRA MALAS LENGUAS, MAGIAS, ENVIDIAS, TRAICIONES



Señor Dios nuestro, Padre Todopoderoso,
que llamaste a san Bruno
para que te sirviera en oración y soledad;
que en este santo padre de los monjes
nos diste un ejemplo de abnegación,  
caridad, entrega y amor al prójimo,
concédenos que en medio de las vicisitudes
vivamos entregados a hacer el bien, 
que sepamos dedicar tiempo a orar 
y nuestras oraciones nos conduzcan a Ti y lleguen Ti.

Seguir leyendo
Te suplicamos, Señor, Padre Celestial, 
 que seamos ayudados con la poderosa intercesión
 de tu glorioso confesor san Bruno;
 para que los que con nuestras culpas y fallos
 hemos ofendido gravemente
 a tu divina Majestad,
 alcancemos por sus méritos y oraciones
 la remisión de nuestros pecados 
y para que los que desean causarnos algún mal
sean contenidos con la ayuda de san Bruno. 

 
Te pedimos Señor, Padre Omnipotente, 
que mediante el fiel san Bruno
seamos protegidos ante cualquier daño o maldad,
que seamos alejados de envidias y malas lenguas,
de toda magia, conjuro o hechicería. 

Que seamos defendidos de todo engaño, 
argucia, trampa, mentira o traición,
que sus dones y bondad preserven nuestros corazones,
que no queramos otras armas contra nuestros enemigos
  que hacerles el bien y orar por ellos
para que así se arrepientan de sus malas obras,
de sus malas acciones, malos deseos e intenciones.
Por Jesucristo, nuestro Señor,
que vive y reina
por los siglos de los siglos.

Amén. + 

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. 
Repetir durante tres días consecutivos.

ORACION ATRIBUIDA A SAN BRUNO

Tú, que eres mi Señor, Tú, cuya voluntad prefiero a la mía.

No me es posible contentarme con palabras 
al presentarte mi oración. 
Escucha mi grito que te suplica como un inmenso clamor…

Tú, de quien me he constituido siervo: 
Te ruego con perseverancia e insistiré en mi ruego, 
hasta merecer alcanzar tu favor. 
Pues no anhelo un bien de la tierra; 
no pido más que lo que debo pedir: sólo a Ti…

¡Ten piedad de mí! 
Y pues inmensa es tu misericordia 
y grande mi pecado, 
ten piedad de mí inmensamente 
en proporción a tu misericordia.

Entonces podré cantar tus alabanzas, 
contemplándote, Señor. 
Te bendeciré con una bendición 
que perdurará a lo largo de los siglos; 
te alabaré con la alabanza y la contemplación, 
en este mundo y en el otro, 
como María, de quien nos dice el Evangelio, 
que ha escogido la parte mejor.
Amén. 


San Bruno (1030-1101). Fundador de los monjes cartujos. 

Citas entresacadas de los elogios fúnebres a San Bruno Los Cartujos que conocieron san Bruno dejaron testimonio acerca de él después de su muerte. Destacan algunos rasgos: "sabiduría eminentísima", "Maestro de maestros y Doctor de doctores", que "no dudó de despojarse de sus muchas honras y bienes del mundo para abandonarlo todo y abrazar la vida eremítica", en la que "dio pruebas de eminente santidad y virtud". 

"Padre de monjes", "solícito pastor", "piadoso y bueno para con todos", era "solaz para todos", sus palabras ponían santa alegría en los demás. Hombre de gran categoría humana y espiritual a la vez que en extremo sencillo. "Hombre de corazón profundo", "era un hombre de gran corazón". 

"Bruno merece ser alabado por muchas cosas, pero sobre todo porque fue hombre de un ánimo siempre igual: ésta era su peculiaridad. Estaba siempre con rostro sonriente; su hablar era modesto; juntaba a la autoridad de un padre la ternura de una madre. Nadie lo halló arrogante o soberbio, sino manso como un cordero".  

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

NOVENA A SAN JUDAS TADEO PARA CASOS MUY DIFÍCILES

Modo de hacer esta muy efectiva y milagrosa NOVENA: cada día se comienza rezando la ORACIÓN DE INICIO, con la petición y los rezos i...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner