miércoles, 7 de junio de 2017

SALMO 31, CONFESIÓN DE LOS PECADOS Y DAR GRACIAS POR EL PERDÓN



En este Salmo se canta la felicidad del pecador que ha conseguido la reconciliación con Dios por el arrepentimiento y la confesión de sus pecados, la dicha que experimenta por haber conseguido la amistad del Señor gracias a su infinita misericordia. Sabe que Dios echará en olvido sus pecados, pues con el reconocimiento sincero de las faltas y debilidades se obtiene el perdón. 


Este Salmo, es, además, una acción de gracias por el perdón otorgado, un reconocimiento a la virtud perdonadora de Dios. El pecador reconoce que bajo la protección de su Dios se siente liberado y por ello confía plenamente en El y sabe que Él es el refugio de los justos, la paz y la seguridad en los momentos de angustia, pues Dios acoge siempre al que acude ante Él con corazón apenado y arrepentido.


SALMO 31 

(SALMO DE ACCIÓN DE GRACIAS 
POR EL PERDÓN DEL PECADO) 

"Dichoso el que está absuelto de su culpa, 
a quien le han sepultado su pecado; 
dichoso el hombre a quien el Señor 
no le apunta el delito. 

Mientras callé se consumían mis huesos, 
rugiendo todo el día, 
porque día y noche tu mano 
pesaba sobre mí; 
mi savia se me había vuelto un fruto seco. 

Había pecado, lo reconocí, 
no te encubrí mi delito; 
propuse: «confesaré al Señor mi culpa», 
y tú perdonaste mi culpa y mi pecado. 

Por eso, que todo fiel te suplique 
en el momento de la desgracia: 
la crecida de las aguas caudalosas 
no lo alcanzará. 

Tú eres mi refugio, me libras del peligro, 
me rodeas de cantos de liberación. 

Te instruiré y te enseñaré 
el camino que has de seguir, 
fijaré en ti mis ojos. 

No seáis irracionales como caballos y mulos, 
cuyo brío hay que domar con freno y brida; 
si no, no puedes acercarte. 

Los malvados sufren muchas penas; 
pero al que confía en el Señor, 
la misericordia lo rodea. 

Alegraos, justos, y gozad con el Señor; 
aclamadlo, los de corazón sincero." 

 

OREMOS

Oh Señor, eterno Dios de misericordia,
Tú que nos muestras tu Amor y Justicia
perdonando nuestros fallos y pecados,
escucha nuestras sinceras súplicas
y haz que, reconociendo nuestras faltas,
nos sintamos dichosos de tu perdón
y nos alegremos y gocemos contigo.

Oh Dios clementísimo, Dios de bondad,
Tú que eres nuestro refugio y esperanza
míranos amorosamente con ojos de Padre,
a nosotros, que, como hijos pródigos, retornamos a ti,
con tu infinito Amor concédenos perdón y misericordia,
bendícenos con tus dones y llénanos de favores,
danos paz de cuerpo y espíritu 
y guárdanos de todo mal con tu Santa protección. 

Por Jesucristo nuestro Señor. 

Amén. +

Rezar tres Padrenuestros y Gloria. 






6 comentarios:

Erica Carmona dijo...

El día que nos alejamos de Dios, sufrimos nosotros, que es lo bueno de Dios que El nunca nos abandona, somos perdonados y volvemos a vivir.

Ximena Sdvsf dijo...

dios es el que ayuda el que me da mi suerte gracias dios por todo ojala que siemre me protejas y cuides

Anónimo dijo...

Gracias señor pq eres bueno y misericordioso

Anónimo dijo...

Dios gracias por todo lo que me das, gracias por tantas bendiciones..!!

Anónimo dijo...

Gracias señor por tu ayuda sobre nosotros por tu perdón y misericordia
....

Anónimo dijo...

Gracias Dios mio siempre estas presente en mi vida llegaste en el momento adecuado gracias de corazón te amo. Dios los bendiga.

Publicar un comentario

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

JESÚS DE LA CARIDAD ORACIÓN PARA EXTREMAS NECESIDADES, DIFÍCILES PROBLEMAS

Oh mi amado y milagroso Señor de la Caridad,  supremo monarca, Hijo del Padre Eterno  dulce Jesús mío, dueño de mi corazón,  e...

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner