lunes, 23 de septiembre de 2019

ORACIÓN A LA VIRGEN DE LAS MERCEDES PARA UNA PETICIÓN DIFÍCIL



Gloriosa Nuestra Señora de las Mercedes, 
Soberana, Madre de Dios, Reina del Cielo, 
Madre de toda la Gracia y de misericordia, 
abrigo y soporte de los desamparados, 
protectora de los afligidos y de los cautivos, 
recíbeme oh, Santa Madre mía 
bajo tu amparo y protección 
extiende tu manto de amor sobre mí 
y no dejes de ser mi poderosa mediadora en los Cielos 
para que nunca me falten los auxilios Divinos.
Mi querida Virgen María, abogada de pecadores, 
con amor te digo que soy tu fiel devoto-a
y que confío en tu ayuda y compasión, 
por ello arrojado-a a tus divinas plantas 
imploro tu eficaz asistencia, 
defiéndeme, guíame, guárdame y cuídame. 


Oh amabilísima Virgen de la Merced 
de dulce y comprensivo Corazón, 
desde lo más intimo de mi ser 
quiero pedirte seas mi refugio en la adversidad;
que tu benignidad de Madre me auxilie cada día 
que tus manos piadosísimas me reciban con agrado,
sobre todo cuando la tristeza y la necesidad me agobie 
y no sepa como actuar para resolver los problemas, 
que tu ejemplo me ayude a ser fuerte como Tu lo fuiste  
y tu bendición sea el consuelo que me salve de todo mal. 

Oh amable Señora que velas por nosotros 
y a nadie dejas sin respuesta, 
el Señor te concedió su gracia 
dándote poder para obrar milagros 
y contribuir en la felicidad de tus hijos, 
por ello te suplico ruegues por mí 
y por todos los que solicitan tu intercesión,  
presenta al Señor esta mi oración 
y si es de su agrado, 
haz que logre este difícil favor 
que solicito de su misericordia: 

(se pide la gracia que se desea obtener).

Te pido virgencita no desoigas mis súplicas
y clamo a Ti con fe,
te pido por favor y con humildad
lleves mi petición a tu amado Hijo,
esperando que El me ayude y proteja
y se haga según su voluntad en mi vida.

Infinitas gracias te doy
porque de continuo me demuestras tu amor,
extiende tus manos y dame tu milagrosa bendición, 
anima y fortalece mis pasos,  
alivia mis penas y necesidades, 
mis dolores y mis miserias,
y conviértelas en alegría, en tranquilidad,
en bienestar, paz y felicidad
se que con tu maternal benignidad
grandes cosas llegaran a mi vida
y serán solventados todos mis problemas. 


Oh Madre de la Merced que nunca nos fallas,
 
por tu poderosa intercesión ante tu Hijo, 
todos los que te veneramos, 
esperamos el perdón de nuestros pecados, 
y en Ti, oh Virgen celestial, 
tenemos toda nuestra esperanza; 
enséñanos a ser mejores personas, 
a tener un corazón abierto y limpio 
lleno de virtud, caridad y de buenos sentimientos 
para que nuestros pensamientos, 
nuestras intenciones, palabras y acciones 
sean en todo momento dirigidas según tu santa voluntad 
y la de tu Divino Hijo, mi Señor Jesucristo. 

Así sea, hoy y siempre. +

Rezar tres Padrenuestros,
tres Avemarías y tres Glorias,
en reverencia de lo que padeció la Santísima Virgen 
en aquella hora en que vio expirar a su Santísimo Hijo 
y se consumó la redención del género humano. 

La oración y los rezos se hacen 3 días seguidos, 
o 9 días si la petición es urgente y desesperada. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

ORACIÓN A SAN LÁZARO PARA URGENTES PETICIONES ECONÓMICAS, ALEJAR RUINAS, DEUDAS, CARENCIAS

San Lázaro, amigo fiel de nuestro Señor,  a ti que eres glorioso Patrón de los Pobres  y poderoso abogado de quien sufre necesida...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner