lunes, 13 de enero de 2014

ORACION AL MILAGROSO SAN HILARION PARA DINERO, BUENA SUERTE, NECESIDADES



¡Oh gloriosísimo San Hilarión!
eremita, abad y confesor,
santo patrono de pueblos y ciudades
y de cuantos en vos confían,
a vos que fuisteis un prodigio
 de generosidad, paciencia y humildad,
Jesucristo os constituyó
 “Abogado en las cosas difíciles”
y “Protector de los afligidos y atribulados”.

Seguir leyendo
Confiado en estos dones,
a vos acudo humildemente,
y, a pesar de ser un gran pecador,
 me atrevo a escogeros
por mi celestial patrón, abogado y protector. 

 
Recibidme, pues, en vuestro corazón 
¡oh San Hilarión milagroso!
y tenedme por vuestro perpetuo siervo,
asistidme con vuestro valimiento
en todos los instantes de mi vida,
sed mi amparo y mediador
cuando la necesidad me apremie,
sed mi santo bienhechor
cuando la angustia me invada,
sed mi apoyo y consuelo
cuando los problemas me abrumen,
sed la estrella que me guie
cuando la fortuna me abandone,
santo glorioso y caritativo
dadme solución a mis carencias
y socorredme hoy en esta dolorosa necesidad:

(hacer la petición con fe y confianza)

y sed mi protector, venerable san Hilarión,
especialmente a la hora de la muerte,
para cuyo momento os invoco
y así pueda mejor conseguir mi eterna salvación.

Ruega por nosotros,
¡oh bendito San Hilarión!,
para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén. +  

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. 
Hacer la oración y los rezos con gran fe 
durante tres días seguidos. 

NOTAS SOBRE LA VIDA DE SAN HILARIÓN: 

Fundador de la vida anacoreta nació en Palestina hacia el año 291 y falleció en la isla de Chipre entre los años 371/372. 

Aunque de padre paganos, después de estudiar en Egipto, sintió la llamada de Dios y se hizo cristiano cuando contaba 15 años de edad y se retiro a vivir en el desierto junto a san Antonio Abad. Después de convivir con este santo unos meses regresó a su hogar y repartió sus bienes entre los mas pobres. 

Se retiró a una choza en el desierto para vivir una vida de oración, sacrificio y ayuno. En poco tiempo adquirió gran fama por los milagros y exorcismos que realizaba, por la caridad tan inmensa que tenia con todos, por sus buenas acciones y por la sabiduría de sus palabras cuando hablaba a la gente que acudían a verlo o cuando enseñaba a los discípulos que quisieron unirse a el. Se trasladó varias veces y fundó recintos de vida anacoreta en diversos lugares.   

Durante su vida, inspirado por Dios, destacó como profeta y fueron muchos los milagros que realizó. Destacó por su humildad, por su sencillez en su frugal forma de vida, por su sabiduría, su oratoria y por su entrega a los más desfavorecidos. Siempre estaba atento a las necesidades de los demás y dispuesto a servir a cuantos encontraba en su camino, siempre se sintió acompañado por Dios en su andadura de fe hacia la gloria eterna. 

La Iglesia le aclama y venera como “un gran santo” y en su conmemoración dice de él: san Hilarión, ejemplo y guía de los ascetas, tú que brillaste como un astro iluminando lo que está debajo del sol, que adquiriste la Gracia para hacer grandes y diversos milagros, para curar, por el Espíritu, las enfermedades de los hombres, expulsar los espíritus malignos y liberar a los que se apresuran a ti...

0 comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

ORACIÓN DE NAVIDAD AL NIÑO JESÚS PARA PEDIR UN MILAGRO EN EL HOGAR

Mi buen Jesús, Niño preciosísimo,  descanso de nuestras penas, alegría de nuestras adversidades,  elevo mis humildes plegarias a ...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner