martes, 23 de septiembre de 2014

ORACION DE SAN AMBROSIO PARA PROTECCION Y AYUDA EN LAS DIFICULTADES



¡Oh mi piadoso Señor Jesucristo!
Yo pecador, sin presumir de mis méritos,
sino confiando en tu bondad y misericordia,
temo y vacilo
al acercarme a la mesa de tu dulcísimo convite,
pues tengo el cuerpo y el alma manchados
por muchos pecados y no he guardado con prudencia
mis pensamientos y mi lengua. 

Seguir leyendo
Por eso, oh Dios bondadoso, oh tremenda Majestad,
yo, que soy un miserable lleno de angustias,
acudo a ti, fuente de misericordia;
a ti voy para que me sanes, bajo tu protección me pongo,
y confío tener como salvador
a quien no me atrevería a mirar como juez. 

 


A ti, Señor, muestro mis heridas y presento mis flaquezas.

Sé que mis pecados son muchos y grandes,
y me causan temor,
mas espero en tu infinita misericordia.

Oh Señor Jesucristo, Rey eterno, Dios y hombre,
clavado en la cruz por los hombres:
mírame con tus ojos misericordiosos, oye a quien en ti espera;
Tú que eres fuente inagotable de perdón,
ten piedad de mis miserias y pecados.

Salve, víctima de salvación inmolada por mí
y por todos los hombres en el patíbulo de la cruz.

Salve, noble y Preciosa Sangre,
que sales de las llagas de mi Señor Jesucristo crucificado
y lavas los pecados de todo el mundo.

Acuérdate, Señor, de esta criatura tuya,
redimida por tu Sangre.

Me arrepiento de haber pecado y deseo enmendar mis errores.

Aleja de mí, Padre clementísimo,
todas mis iniquidades y pecados,
para que, limpio de alma y cuerpo,
sea digno de saborear al Santo de los santos.

Concédeme que esta santa comunión
de tu Cuerpo y de tu Sangre, que indigno me atrevo a recibir,
sea el perdón de mis pecados, la perfecta purificación de mis delitos,
aleje mis malos pensamientos y regenere mis buenos afectos;
conceda eficacia salvadora a las obras que a ti te agradan;
y, finalmente, sea la firmísima defensa de mi cuerpo y de mi alma
contra las asechanzas de mis enemigos.

Amén. 
ORACIÓN ESCRITA POR SAN AMBROSIO. 

ORACIÓN DE PETICIÓN 

Oh glorioso San Ambrosio:
que así como tu palacio estaba siempre abierto
para escuchar y asistir a todos los necesitados,
tanto de bienes materiales como de espirituales,
tu intercesión nos ayude y asista 
en estos momentos de dificultad por los que pasamos,
y tus oraciones nos sirvan de eficaz amparo y protección
contra los peligros, males y enemigos que nos rodean;
que así también cada uno de nosotros
estemos siempre disponibles para hacer
todo el mayor bien posible a los demás 

y sobre todo, que tu ejemplo e inspiración 
nos sirva de aliciente para amar y honrar cada día mas 
a Jesús Nuestro Salvador, nuestro Buen Pastor. 
Así sea. + 

Haz ahora tu petición, ruega que, por la muy benéfica intercesión de este gran santo, puedas estar protegido, puedas estar auxiliado-a y amparado-a en tus dificultades y recibas la ayuda de Dios en tus luchas diarias, para que seas defendido-a de cualquier mal, adversidad, daño, confusión y que tus enemigos sean alejados hoy y siempre. 
Después reza con devoción y demostrando a Dios tu afecto y confianza, el Credo, un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria. 
Las oraciones y los rezos tienes que hacerlos por tres días seguidos, o mas si lo considera necesario o precisas de una protección especial.

San Ambrosio es un santo italiano del siglo IV, que destacó como brillante teólogo y buen obispo. 
Era un excelente orador y escritor, usaba palabras llanas pero fundamentadas y sus sermones llegaban a todos los corazones sirviendo de guía, tanto para el pueblo como para otras personas de gran dignidad, entre ellas san Agustín. 
Sus escritos (pastorales y espirituales) fueron, y son, famosos por la gran elocuencia que en todo momento tuvo este santo. Redacto numerosos libros donde con palabras sencillas y hermosas da explicación a distintos pasajes de las Sagradas Escrituras, haciendo que llegaran a todos los corazones. También compuso  canciones y oraciones muy bellas. 

Su buen corazón y su entrega le hizo famoso en su época, atendía a los enfermos, ayudaba a los pobres y más desfavorecidos, daba auxilio a los encarcelados, incluso solicitaba indultos para los que eran condenados a muerte.
Este insigne representante de la Iglesia de occidente es Padre de la Iglesia y su festividad se celebra el día 7 de diciembre. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

ORACIÓN DE NAVIDAD AL NIÑO JESÚS PARA PEDIR UN MILAGRO EN EL HOGAR

Mi buen Jesús, Niño preciosísimo,  descanso de nuestras penas, alegría de nuestras adversidades,  elevo mis humildes plegarias a ...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner