jueves, 18 de septiembre de 2014

ORACION A SAN MIGUEL DE LOS SANTOS PARA DIFICULTADES DE DINERO, DEUDAS, PAGOS



Oh seráfico san Miguel de los Santos,
digno de ser contado entre los santos y elegidos,
alegre, cariñoso, humilde y sencillo
en tu comportamiento, palabras y tus obras,
dotado de piedad y espíritu de sacrificio
que llevaste una intensa vida espiritual
y recibiste el don de las experiencias místicas,
te rogamos, intercede por nosotros. 

Seguir leyendo
San Miguel de los Santos, inflamado de amor a Jesús,
 lleno de gran fervor y devoción
y adorador perpetuo de la Sagrada Eucaristía,  
te rogamos, intercede por nosotros. 

 


San Miguel de los Santos,
honrado por Dios y por los hombres,
inundado de dulzura y caridad,
con una entrega abnegada y constante
hacia todo el que sufriera carencias,
hacia el desamparado y necesitado,
dígnate ser nuestro abogado poderoso ante el Padre
e intercede por nosotros
para que seamos asistidos en nuestras pobrezas,
haz que podamos encontrar la ayuda precisa
para resolver los pagos y deudas que tenemos,
haz que podamos salir cuanto antes
de nuestras dificultades de dinero
y tengamos prosperidad y bienestar económico,
ruega por nosotros al Altísimo y consíguenos:

(pedir con mucha fe lo que se necesita).

San Miguel de los Santos, por tu aprecio a la Eucaristía,
por lo mucho que te entregabas a los fieles,
por la comprensión y dedicación que siempre tuviste,
aleja de nosotros las preocupaciones y dificultades
que tanto nos agobian e intranquilizan ahora.

San Miguel de los Santos,  
enséñanos a tener el alma llena de amor a Dios,  
  haz que no desfallezcamos en la fe, esperanza y caridad,
y pide al Padre bueno y misericordioso
que finalmente nos acoja, junto a ti y demás Santos
en la bienaventurada eternidad.
Así sea.

Señor, Tú que acoges nuestras peticiones
haz que por intercesión de san Miguel de los Santos,
y con su valiosa ayuda,
tengamos siempre puesta nuestra confianza en Ti
y sentir que ante la dificultades de la vida
Tú sales siempre a nuestro encuentro.
Amén. +

Reza tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. 
La oración y los rezos se hacen tres días seguidos. 


SOBRE LA VIDA DE SAN MIGUEL DE LOS SANTOS: 
fue fraile, sacerdote, místico y escritor. Honrado por Dios y por los hombres, pues ya en vida era considerado un santo. (España 1591-1625). 

Miguel fue educado en una familia numerosa y de profunda creencia cristiana que rezaban el Rosario y leían el Evangelio a diario. 
Desde niño se entregó a Dios, sintió su llamada y quería dedicarse a la vida religiosa, su espíritu de sacrificio, su austeridad y su piedad eran admirables, amaba la soledad y se refugiaba continuamente en la oración. 
Se quedó huérfano de padre y madre a los 11 años, sus tíos se hicieron cargo de él, pero Miguel no se adaptaba a la vida de ellos. Primero se hizo monaguillo y a los 15 años ingresó en un Convento Trinitario para ser novicio donde destaco por su profunda humildad y su dedicación a los demás. 

Profesó un año después como trinitario descalzo y realizó estudios universitarios de filosofía y teología. En sus años de universitario, por su profunda fe y espiritualidad, alumnos y profesores acudían a él en busca de consejo espiritual. 

Tres años después recibió la ordenación sacerdotal y vivió varios años, haciendo de confesor, predicador y vicario conventual. Su fama de santo empezó a circular por toda España gracias a las conversiones milagrosas que conseguía. Para preparar sus sermones hacia ayuno y penitencia y se pasaba tres días en oración a los pies de Cristo crucificado y otros tres estudiando lo que en el cuaderno había escrito. Celebrando la Eucaristía y predicando con frecuencia se extasiaba, quedaba elevado del suelo, con los brazos en cruz, con la mirada fija en la altura y la cabeza echada hacia atrás. Fue tal la fama que consiguió que pronto le empezaron a llamar el extático, lo que a él mismo le causaba intranquilidad y sosiego, por lo que evitaba en lo posible que le vieran así en público. Dejó reflejadas sus experiencias místicas en un pequeño tratado espiritual que tituló La tranquilidad del alma. 

Al poco tiempo le nombraron superior de la orden y fue ejemplo vivo de pobreza, abstinencia, vigilia, equilibrio interior y dominio exterior, sin que el fracaso ni el éxito pudieran quebrar la sonrisa de sus labios y la fortaleza de su espíritu. 

A consecuencia de unas fiebres tifoideas, murió el convento trinitario a los 33 años. A pesar de llevar poco tiempo en la cuidad donde falleció, todas sus gentes se volcaron en sus honras fúnebres. Más que un funeral fue una celebración de las maravillas de Dios obradas en fray Miguel de los Santos. Recibió sepultura en el mismo convento, como era tradición y desde entonces se siguen venerando sus reliquias (ahora se conoce con el nombre de iglesia de san Nicolás, en Valladolid). 

El papa Pio VI lo beatificó el 24 de mayo de 1779 y fue canonizado por el papa Pio IX en junio de 1862.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

NOVENA A SAN JUDAS TADEO PARA CASOS MUY DIFÍCILES

Modo de hacer esta muy efectiva y milagrosa NOVENA: cada día se comienza rezando la ORACIÓN DE INICIO, con la petición y los rezos i...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner