martes, 4 de noviembre de 2014

ESCRITO DE SAN CIPRIANO, PODEROSISIMA PROTECCION Y EXORCISMO



En el Nombre del Supremo, un solo Dios.
Así sea.
Gloria a Dios en las alturas,
en la Tierra paz
y en los hombres buenos, voluntad.
Dios hizo al hombre
y el domingo lo bautizó y bendijo.
En ese día realizó grandes milagros;
con su poder destruyó el mal,
pues el creó el Cielo y la Tierra
y todo lo que existe.
Seguir leyendo
Yo, Cipriano, siervo de Dios,
he consagrado mi mente, mi pensamiento
y mi voluntad entera al Dios de la creación,
el Altísimo,
cuyo nombre es alabado desde todos los siglos
y para siempre.
Tú nuestro Dios,
has conocido la maldad de tu siervo,
porque estuve sometido al demonio y al infierno,
y estuve de acuerdo a sus instigaciones,
y lejos de Ti por mis palabras y obras. 

 
Pero cuando brilló Tu luz, me inundó Tu gracia:
volví hacia Ti;
te reconocí y creí en Tu divinidad.
Por eso te pido que perdones todos mis pecados
y no mires a mi ignorancia,
porque me arrepiento y vuelvo hacia Ti.
Ruego protejas a todos los que lean y porten este escrito:
a los sanos y enfermos
que escuchen o tengan estas palabras en su casa,
campo o empresas.
Por su inmenso poder,
se borren en él todos los daños, males y dolores,
todos los problemas,
se liberen de las maldiciones y dolencias.

Que el demonio no lo alcance con sus saetas desde el sueño.

Que sea protegido de las tentaciones diabólicas
con el poder de Dios Omnipotente
y por intercesión de todos los Santos,
que se aparten de él todos los espíritus del mal.
Que Dios lleve al corazón del portador de este escrito
la semilla de la Gracia Celestial
y de los abundantes dones del Espíritu.

Que proteja a sus hijos y sus hogares.

Que expulse a todos sus enemigos ocultos,
porque Tú Señor dijiste:
"Todo lo que atares en la Tierra, será desatado en el cielo".
Que tu siervo pues, se vea desatado de pecado,
de todo mal o enfermedad.
Por mi parte les ordeno, ¡oh, espíritus infernales!
en el Nombre del Señor que abrió los ojos del ciego
e hizo caminar al paralítico,
que se alejen y sean expelidos
de todo el que porte este escrito.

¡Los exorcizo y conjuro a que salgan de él!
por la fuerza del Señor, que dominó las aguas.

Señor, yo acudo al abismo de Tu misericordia infinita.
Te suplico a Ti, mi Dios,
que bendigas a los portadores de este escrito
y que los guardes por la Señal de la Cruz.

A ellos, mujeres, hijos, hogares y empresas,
les concedas abundancia, éxito en sus trabajos
y los liberes del mal.
A Ti es debida toda gloria y adoración.

Amén. +

Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria. 

Repetir la oración y los rezos tres días seguidos. 





0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

ESPECIALMENTE TE RECOMIENDO ESTA ORACIÓN:

SALMO 103, BENDICE, ALMA MÍA, AL SEÑOR, (AGRADECER SUS FAVORES Y PEDIR AYUDA)

SALMO 103 (102) Este Salmo es un Himno de alabanza al Señor. Un canto para agradecer con todas las fuerzas los inmensos benef...

Blog Archive

ORACIONES A LOS SANTOS © 2008 Template by:
SkinCorner